mis cinco películas favoritas

domingo, 8 de octubre de 2017

¡Ya es Octubre! 


Estoy helada. Quizás me debería empezar a poner un pijama más largo. Quizás, eh. Así que sí, no sé vosotrxs, pero aquí hace un frío que pela. La verdad es que me apetecía mucho escribiros acerca de mis películas preferidas; y qué mejor que un Domingo para hacerlo. Pero, como ya sabéis, es muy complicado elegir entre todas las historias que nos gustan y yo, bastante indecisa.

Es por eso que éstas son cinco películas que me han marcado, cinco películas que he visto tantísimas veces... y a las que tengo mucho cariño. En serio, os recomiendo todas y cada una de ellas.

Dicho esto, aquí van:

En la novela clásica El gran Gatsby están esos personajes a los que me gustaría haber conocido antes de ver la adaptación. Y en este caso, algunos diálogos y varias escenas están grabadas ya en mi memoria, así que me parece que llego un pelín tarde...

Esta preciosa trama está basada en los años 20, una época que me encanta, en Estados Unidos. La historia está contada desde el punto de vista de un humilde escritor que se muda a una casita, justo al lado de la mansión de un millonario el cual se hace llamar Gatsby. Éste, monta unas fiestas enormes, a las cuales acuden cientos de personas. Personas, que no saben quién es Gatsby. Personas, que no han sido invitadas. Pero, por supuesto, a nuestro protagonista... a nuestro protagonista sí que le llegará una carta.

No soy fan de las pasteladas, pero ésta es mi historia de amor favorita con diferencia. Además de eso, nos presenta una atmósfera brillante con el esplendor de esos años y al mismo tiempo, el caos en los extrarradios, así como los clubes y bares nocturnos en los que se consumía alcohol. Con un final devastador que no se me olvidará jamás, es una película que no podéis dejar pasar.


Tan fuerte, tan cerca

Una de las cosas que más me maravilla de esta película es nuestro  protagonista, un niño de unos once años cuyo padre (Tom Hanks, y aprovecho para mencionar que también aparece Sandra Bullock) murió en el 11S. Sin embargo, la historia no trata de dicha catástrofe, sino que nos toca un poquito más adentro; lo que todo el tema del atentado conlleva a nivel familiar.

Llena de recuerdos, de aventuras y del misterio de una llave dentro de un jarrón desconocido, esta larga película me parece una de las mejores que he visto en toda mi vida.





Donde viven los monstruos también tiene como protagonista a un niño, Max. Cansado de su hermana, de los amigos de ésta, de su madre y de su nuevo novio, decide escaparse de casa con el pijama puesto y montarse en una balsita que le llevará a una isla donde... donde viven los monstruos.

Esta historia es un algodón de azúcar, tan tierna que te hace reflexionar sobre muchas cosas. La trama refleja, a mi parecer, la viva imagen de la infancia, y está llena de creatividad y de la maravillosa imaginación que sólo un niño puede llegar a tener.
Y, para acabar, me gustaría comentaros que Coraline y Pesadilla antes de Navidad me encantan. Tim Burton siempre ha sido uno de mis favoritos y estas dos películas, en concreto, tienen algo especial. Y aunque supongo que las conoceréis, os explico un poquito:

Coraline es una niña que se muda a una casita rosa en la que tooodo es aburrido. Sus padres tienen mucho trabajo y no pueden ocuparse de ella, pero eso cambiará en cuanto descubra una misteriosa puertita que la lleva a una casa paralela, a un  mundo paralelo, donde todo es, o parece ser, mucho más divertido.

En la ciudad de Halloween, en cambio, Jack está cansado de hacer tanto el mal. Al descubrir otras fiestas como la Navidad, querrán imitarla, pero no les saldrá del todo bien...


¿Habéis visto alguna de estas películas? Si es así, ¿cuál o cuáles? ¿Y qué os parecen?


¿Tenéis alguna película favorita que me queráis recomendar?
Gracias por leerme, ¡un beso! Mantita, algo calentito y ¡a disfrutar! 

Cementerio de animales | Reseña

lunes, 25 de septiembre de 2017

La muerte es un misterio y el entierro, un secreto.


Autor: Stephen King
Páginas: 483

Church estaba allí otra vez, como Louis Creed temía y deseaba. Porque su hijita Ellie le había encomendado que cuidara del gato, y Church había muerto atropellado. Louis lo había comprobado: el gato estaba muerto, incluso lo había enterrado más allá del cementerio de animales. Sin embargo, Church había regresado, y sus ojos eran más crueles y perversos que antes. Pero volvía a estar allí y Ellie no lo lamentaría. Louis Creed sí lo lamentaría. Porque más allá del cementerio de animales, más allá de la valla de troncos que nadie se atrevía a traspasar, más allá de los cuarenta y cinco escalones, el maligno poder del antiguo cementerio indio le reclamaba con macabra avidez...

Me declaro fan del terror. Últimamente, entre películas, series y libros (ya os contaré el mes que viene, uno de mis meses preferidos), me estoy cebando con este género. Y es que, ésta es la segunda novela que leo del autor; y os aseguro que no será la última. Como la sinopsis no desvela apenas nada, os puedo contar un poquillo...

Louis, su esposa Rachel, su hijita Ellie y su otro hijo, Gage, de dos años, deciden mudarse a una casita (la típica casa de campo, apartada, de Estados Unidos, ésa que siempre sale en las películas y de la cual no pueden prescindir en las historias de terror... ya os imagináis); y al otro lado de la carretera que divide las dos viviendas, se encuentran Jud y Norma, sus agradables y ancianos vecinos.

Jud ya advierte a la familia, desde un primer momento, del peligro de dicha carretera, pues camiones gigantes pasan constantemente a gran velocidad. Pero más allá, por el sendero perfectamente recortado entre la hierba que se adentra por la linde del bosque... se encuentra un cementerio antiguo, el cual irradia una fuerza enorme, un poder brutal y un peligro mucho mayor que el de la conocida carretera.


Really, adoro los gatos; estoy deseando adoptar uno. Pero si el animal ya estaría por mi casa, o hubiese estado en mi regazo mientras yo estaba leyendo esta historia, habría pegado más de un brinco y se me hubiesen puesto los pelos todavía más de punta. No exagero, en absoluto, hay escenas que telita...

Además, me ha encantado la evolución de ciertos personajes, el aura de desconfianza hacia éstos que ronda en todas y cada una de las páginas y la locura que hay depositada en esta trama por parte del autor.

Aquí os dejo algunas de mis citas favoritas de la novela...

En el humus de toda vida hay objetos semienterrados y oxidados y que los humanos sienten una y otra vez el impulso de tirar y tirar de ellos, aunque les corten las manos.

Porque el hombre (y la mujer) son como las flores del valle, que hoy se abren y mañana son echadas al fuego: la vida del hombre es sólo una estación, que llega y pasa.

Cualquier mujer sensata te dirá que nunca ha podido averiguar lo que hay en el fondo del corazón del hombre. El fondo del corazón del hombre es árido. Es casi roca viva. El hombre cultiva lo que puede..., y lo cuida.

En mi opinión, ha sido un libro de miedo magnífico; a parte de ciertas escenas un tanto sádicas, me ha parecido un libro de terror constante, con misterio y varias pinceladas de espíritus y leyendas urbanas. Un libro, a mi parecer, perfecto para leer en el mes de Octubre y perfecto también, para Halloween.
¡Gracias por visitarme, os espero dentro de muy poco!
¿Habéis leído a Stephen King alguna vez?

¡Ésta soy yo!

jueves, 24 de agosto de 2017

No recuerdo haberos escrito una entrada de este estilo y creo que ya es hora de que me conozcáis un poquito más.
Me llamo Selene, soy de Bilbao y, desde hace ya algunos años, paso parte de mi tiempo libre dando pequeñas pinceladas a este rinconcito: El invierno de los libros es un blog literario donde escribo mi opinión sobre los libros y las novelas que leo y donde comento otras muchas más cosillas.

Disfruto mucho leyendo y adoro contemplar mi estantería, repleta de historias maravillosas y de personajes inolvidables. Espero que, algún día, yo misma consiga plasmar mis ideas en un papel... mientras, sigo intentándolo, sigo escribiendo.

También me encantan el cine, la fotografía... y, en general, el arte.

Autorretrato.
Voy a realizar un Bachillerato de Ciencias Sociales y, aunque todavía no tengo ni la más remota idea de lo que quiero acabar estudiando, me gustaría estar detrás de las cámaras. En fin, de momento espero tener suficiente tiempo para todxs vosotrxs. ¡Os seguiré informando!

Mi grupo de música preferido es Nirvana, aunque escucho muchos géneros diferentes. Aquí, por ejemplo, os dejo una de mis canciones preferidas...


¡Bienvenidos y bienvenidas!
Espero que os quedéis por aquí, ¡ya sabéis, nos leemos!
¡Y, por supuesto, no dudéis en comentar! ¡Muchas gracias por todo!

@kurtene en Instagram y Spotify

Pan de limón con semillas de amapola | Reseña

lunes, 31 de julio de 2017

"Ese olor a pan recién hecho que se desparramaba por toda la casa y se le metía en el corazón. El olor a su hogar."


Autora: Cristina Campos
Páginas: 411
Editorial: Planeta

Durante el invierno de 2010, en un pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer.  

Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. 


 Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos.


¡Sí! ¡He conseguido terminar de leer un libro de una vez por todas! Aunque estos meses aún no he salido de Bilbao, siento que he recorrido muchos sitios bonitos; y es que, con un pie en el cuerno de África y otro en Mallorca, he podido disfrutar de un viaje precioso.


Además, con un olorcito maravilloso... pues nuestras protagonistas, dos hermanas que hace alrededor de catorce años que no se ven, se juntan de nuevo debido a una misteriosa herencia. Al fallecer una mujer que creen desconocida, son ellas las que pasan a ser las propietarias de un molino y de una panadería muy conocida en todo el pueblo.

Marina es médica, ginecóloga, y ha viajado por países diferentes como cooperante de MSF y solamente el tema de esa herencia tan inesperada la hará abandonar Etiopía por un tiempo y regresar a su hogar de nacimiento; si es que podemos llamarlo hogar, pues Marina nunca ha tenido un hogar fijo, ni un lugar ni una familia a la que recurrir. Tras la muerte de su padre y, poco después la de su madre, Marina y Anna sólo se tienen la una a la otra. Ésta última, casi a sus cincuenta años, apenas ha salido de Mallorca, sigue casada con un hombre al que ya no ama y tiene una hija adolescente que no la soporta, por no hablar de sus problemas económicos.

Que la autora nos presente a ambas hermanas, tan diferentes la una de la otra, es algo que me ha encantado; cada una de ellas lleva una vida completamente distinta, de las cuales vamos sabiendo poco a poco, a medida que avanzamos con la historia. Mientras, disfrutamos de la agradable manera de narrar de Cristina Campos, que nos envuelve en una trama muy tierna.

La trama está plagada de detallitos geniales como, por ejemplo, la herencia, la relación de Anna con su marido, la interesante vida de Marina y las decisiones tan importantes que tienen que tomar ambas hermanas...

Pero, sobre todo, nos encontramos con una Valldemossa que estoy deseando conocer; una panadería llena de cariño y unos personajes que se han quedado conmigo para siempre. 

Creo que esta novela es idónea para regalar a un ser querido, pues nos habla del amor, de la amistad, de la familia... del destino y de las injusticias de la vida. Todo esto, mezclado con unas vistas preciosas y un olor delicioso... el aroma del pan de limón con semillas de amapola.
  Shhh, pero cuenta con un ingrediente secreto... ¿tenéis idea de cuál puede ser?

Aquí os dejo el booktrailer de la novela.
¿Tenéis pensado leer este libro? ¿Qué estáis leyendo actualmente? ¡Un besito!

Un día en el BBK Live

martes, 11 de julio de 2017

Sí, el Jueves día 6 estuvimos en el BBK Live. Ésta ha sido la primera vez que he podido disfrutar de un festival de música y es una pena no haber podido pasar allí los tres días que duraba, pues fue una tarde genial. Y, como me apetece bastante y además creo que puede ser interesante, aquí os voy a escribir mi experiencia junto con varias fotografías. ¡Así que espero que os guste!


Comenzamos con...

Este grupo nacional cuenta con unas letras preciosas y un rollo muy guay y diferente.
La verdad es que la música de Rufus T. Firefly me recuerda mucho a Zoé con la canción Vía Láctea, al grupo Love of lesbian o incluso a Carlos Sadness.




Este fue nuestro segundo concierto. Circa Waves, en cambio, es una banda de veinteañeros que tocaron canciones rockeras chachis, con su estilo británico, juvenil y potente.




Uno de mis grupos favoritos ever, tal vez por parecerse a Arctic Monkeys...
La verdad es que Cage the elephant tiene canciones preciosas y Matt Shultz, su vocalista, lo dio todo en el escenario; al final, terminó quedándose con el torso desnudo.
Un concierto, simplemente, maravilloso.



Hace bastante tiempo que conozco a The 1975 y la verdad es que, aunque no me termine de convencer su último álbum, el anterior me chifla y me trae muy buenos recuerdos. 


Y el momento en el que Matthew Healy, el cantante, se encendió un cigarrillo en mitad del concierto... jajaja


Y qué mencionar del grupo estrella...
el conciertazo que dieron Depeche Mode fue alucinante, ¡flipante!



Y aquí os enseño algunas cosilla que conservo del festival...



¡An, un dato importante! A la salida, cuando ya nos íbamos, pudimos ver a Kieran Shudall (vocalista de Circa Waves) y a Matt Shultz con algunos de sus músicos. Aunque iban algo borrachos...

¡Esto es todo! ¡Y estos son los grupos que pudimos ver en directo!
¿Habéis ido alguna vez a un festival? Si es así, ¿a cuál?
¡Un abrazo gigante!